excursión piedralaves

Pertenecer al mundo. Atarse a la vida. Por Miriam Talón

Por Testimonios

En mi anterior escrito os hablaba de buscar anclas, puntos de apoyo, faros en este mar de incertidumbre que surge con el anuncio de una segunda ola de coronavirus. Remitía a esos lugares seguros que nos unen a la vida, que permiten aliviar la inseguridad que puede surgir ante un nuevo confinamiento. 

Imagino que todos los que estamos en AMAI, tanto familiares como afectados por este diagnóstico que nos une, nos encontramos en un momento de especial vulnerabilidad. Aunque para nosotros la salud mental sea un aspecto tan importante, ante una pandemia mundial todo parece quedar en pausa. 

Seguir leyendo

testimonio coronavirus

Buscar faros en este mar de incertidumbre por Miriam Talón

Por Testimonios

Este extraño verano va tocando a su fin. No ha sido fácil acostumbrarse a esta “nueva normalidad” tan extraña que nos ha obligado a replantear nuestra sociedad, nuestra cotidianidad y prioridades; desde el sistema sanitario y educativo, hasta la forma en la que nos cuidamos a nosotros mismos, como acto de responsabilidad global, o el trato que damos a nuestros mayores. Ni siquiera algo tan mundano como un viaje en metro es como antes. 

Seguir leyendo

testimonios

¿Por qué decidí ir a terapia? Por Yolanda Encinas

Por Fundación AMAI - TLP, Testimonios

#PersonasAMAITLP
Yolanda Encinas
Paciente TLP en terapia con AMAI

Hola. Mi nombre es Yolanda. Tengo 51 años. Y como todo en mi vida, esta pregunta es bastante difícil de responder para mí. Ni siquiera tengo claro que tomara una decisión valiente para empezar la terapia. Creo que fueron más bien las circunstancias las que me llevaron a un callejón sin salida y fue entonces cuando sentí que debía pedir ayuda. Me ahogaba y me encontraba desesperada. Perdí la custodia de mí hija y ese fue el punto de inflexión.

Siento que mis padres, con claros signos de traumas no resueltos, tiraron mi vida por la borda. Y llevo toda mi vida intentando no ahogarme en un océano de miedos, dudas e incertidumbres. La ignorancia, la estupidez, la falta de dinero o interés… nunca tendré la certeza ya. Quizá nací así o me hice, o me hicieron. O todo se conjuró en mi contra. No lo sé. 

Quiero a mi hija y quiero estar en su vida, ayudarla a crecer, no abandonarla. Ella es mi guía y mi razón para la terapia. Quiero que mi hija esté orgullosa de mí y quiero enseñarla a luchar aún cuando las circunstancias sean adversas. Quiero hacer lo mejor posible para ella, para que pueda encontrar su lugar en la vida y su sentido. 

Quiero creer que, de algún modo, mi vida puede tener un sentido. Pero no puedo hacerlo sola. He sido soberbia en el pasado y no he querido aceptar mi enfermedad. Tampoco mi familia. Y quiero dejar de negarme, quiero afrontar lo que soy y mejorarlo. Quiero llevar una vida tranquila y lo más cercana a la normalidad que pueda. Quiero bajarme de esta montaña rusa y descansar.

Y eso solo puede ser posible a través del proceso y ayuda de la Terapia.

Ayúdanos a que más personas como Yolanda tengan #UnaHoraMás de terapia: https://www.amaitlp.org/una-hora-mas

terapia

¿Por qué decidí ir a terapia? Por Carmen Romero

Por Fundación AMAI - TLP, Testimonios

#PersonasAMAITLP
Carmen Romero

¿Por qué voy a terapia?… porque la necesito. Durante muchos años pensé que iba a terapia solo como un proceso de trabajo y crecimiento interior, pero he tenido que asumir que tengo un problema mental y que necesito la terapia.  No me gusta. No me gusta ir, porque siento que pierdo mi poder, que soy dependiente y cada vez que asisto a una sesión he de enfrentarme a la verdad de que soy una enferma mental. Y esta expresión en mí tiene todavía mucho peso.

Pero la necesito, me guste o no y sigo yendo, porque la terapia me ayuda a conocerme, a quererme, a sentirme valiosa, a enfrentarme a mis sombras, conocerlas y aprender a gestionarlas para que no me dañen  ni a mi ni a los demás, y también me muestra mi lado positivo y luminoso.

Voy a terapia porque necesito un anclaje, saber que hay una persona que entiende lo que me pasa y que me va a ayudar a gestionarlo y sobre todo, voy a terapia porque tengo miedo, porque a veces mis procesos mentales me arrastran a un infierno del que si voy a ser capaz de salir sola. A veces la simple certeza de que tienes cerca una sesión es un alivio para un dolor emocional que puede ser insoportable.

Voy porque necesito aprender a gestionarme, porque las cosas más simples me suponen un auténtico caos y un esfuerzo sobrehumano. Porque a veces mi confusión mental hace que lo cotidiano sea casi imposible. 

Voy porque la necesito, porque sufro Trastorno Bipolar y TLP y porque no sé hacia donde me dirigiría si no tuviera la terapia y sobre todo, voy porque me aferro a la confianza de que me va a ayudar a vivir de un modo mucho más pleno.

Ayúdanos a que más personas como Carmen tengan #UnaHoraMás de terapia: https://www.amaitlp.org/una-hora-mas

Después de la pandemia por Miriam Talón

Por Testimonios

La primera vez que escuché la palabra “coronavirus” estaba hospitalizada en una unidad de psiquiatría. Fue una madrugada a comienzos de febrero. El insomnio me acompañó también aquella noche y, para no molestar a mi compañera de habitación, salí del cuarto a caminar por el pasillo, esperando a que se hiciese de día.  Seguir leyendo

Reflexión matutina

Por Testimonios

Esta mañana, en estado de alarma, he estado pensando sobre la simpleza de las flores y lo mucho que podemos aprender de ellas. Las flores tienen un extraño lenguaje te hablan a través de sus colores, aromas y olores. Te hablan de unión de que todo en el universo responde a una misma razón de ser; es decir, a un solo propósito unificado. Seguir leyendo

Un balcón al sol

Por Testimonios
Vivimos tiempos difíciles. Tiempos de confinamiento, de quedarse en casa para salvar a otros. El verbo latino “confinar” se deriva del vocablo clásico “confinis” (que comparte un límite común), formado por el prefijo “con-” (cosa compartida, comunidad o conjuntamente) y el sustantivo “finis” (límite, fin, final, frontera). Seguir leyendo