Skip to main content

Cuando los seres humanos sufren desesperanza,  el camino se hace intransitable, sin futuro y sin solución.

No conozco ningún caso propio ni ajeno del que haya tenido noticia, que una persona en el mejor momento de su vida, decida terminar con todo. Para tener un fin, digamos, pleno. Más bien,  es el sufrimiento y el dolor, que se plantean como permanentes,  lo que lleva a esta decisión. 

Según la definición de los suicidólogos: El suicidio es una solución definitiva para un problema coyuntural.

Los seres humanos podemos decidir y recibir lo ya decidido, hay alternativa. En el caso del suicidio la alternativa no existe, no hay vuelta atrás. 

En la patología que atendemos los intentos autolíticos y por desgracia el suicidio consumado tiene su incidencia por eso es importante plantear este tema desde una perspectiva de solución desde una perspectiva de camino hacia delante. En los últimos acontecimientos sociales que estamos viviendo se ha reagudizado, sobre todo en la gente joven, este tipo de comportamiento.

Es importante desmontar los mitos que existe en torno a la ideación suicida. Ya que son todos falsos pero se dan como ciertos:

Mito 1

  • Si preguntas a una persona si está pensando en suicidarse es de alguna manera incitarle a hacerlo 

Mito 2

  • La persona que expresa su deseo de acabar con su vida nunca lo hará 

Mito 3

  • La persona que quiere suicidarse no lo dice 

Mito 4

  • El suicidio es impulsivo y la mayoría de los suicidas no avisa (En el TLP esto sí que es cierto en algunos casos por la impulsividad de la patología) 

Mito 5

  • Solo las personas con problemas muy graves se intentan suicidar

 

¿Cómo puedes agarrarte a la vida?  ¿Cómo puedes reengancharte a la esperanza? Hablamos de factores de protección y les hay de índole personal, familiar y social.

  • Factores de protección personal:
    1. Habilidades de comunicación
    2. Habilidades para solucionar problemas de forma adaptativa
    3. Buscar consejo y ayuda cuando hay dificultades
    4. Estar receptivos hacia experiencias y soluciones por parte de otras personas
    5. Confiar en uno mismo
    6. Actitudes y valores positivos por ejemplo solidaridad cooperación justicia amistad y también las creencias religiosas
  • La familia también puede actuar como factor protector cuando hay apoyo familiar y la familia está cohesionada.
  • Por último los factores de protección social se refieren al apoyo social que sea cálido y consistente (tener buenos amigos es un gran factor protector).

Si tienes desesperanza, si no ves camino hacia delante…. pídenos ayuda estamos para ayudarte y créenos todo pasa y lo que parece que es un problema permanente,  al final será circunstancial todo depende de la actitud con la que lo afrentes.

 

Antonio Gil Mingoarranz

Antonio Gil Mingoarranz

Antonio es psicólogo colegiado, tiene un master en Psicoterapia y es psicoterapeuta acreditado por la Asociación de Psicoterapeutas APHICE. Además desarrolla su carrera como profesor del PRACTICUM de Psicología del C.E.S. SAN PABLO CEU y es tutor de prácticas del Master de Psicología Clínica y de la Salud de la UAM. Lleva más de 12 años trabajando en el tratamiento psicológico del área del Trastorno Grave.

Hacer un comentario