La familia es la estructura más cercana donde se desarrollan las personas, construye y contiene el ambiente emocional que va conformando la personalidad y el aparato mental de sus miembros más jóvenes. Autores que han trabajado e investigado familias de personas afectadas por Trastornos Límite de Personalidad (en adelante TLP), clasifican a las familias donde estas personas crecieron en dos tipos: familias perfectas y familias caóticas. Con esta clasificación tratan de describir los modelos de comunicación que se han ido estableciendo, especialmente en los primeros años de vida de los futuros pacientes.

Cada vez se considera a las familias más importantes a la hora de modular la expresión y el mantenimiento de los síntomas. Rubio Larrosa desarrolla el concepto de “resiliencia familiar” como factor que influye en la evolución de las personas afectadas con TLP. Este concepto, “resiliencia”, se puede definir como “la capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas o incluso transformarlas” (Munist, 1998).

Cada vez se considera a las familias más importantes a la hora de modular la expresión y el mantenimiento de los síntomas.

Así pues, el enfoque basado en la resiliencia familiar procura identificar y potenciar procesos e interacciones que permiten a los miembros aceptar, convivir y salir fortalecidas de los desafíos vitales. Poner el foco en la resiliencia familiar permite estudiar ésta como una organización capaz de desarrollar sus potencialidades de reparación y crecimiento.

Las escalas que miden la resiliencia están asociadas a variables como la comunicación y la relación. Los componentes de la resiliencia son:

  • La introspección, que es la capacidad de cuestionarse y observarse a uno mismo, de darse auto respuestas basadas en la honradez desde una observación adecuada del contexto.
  • La independencia, la capacidad de mantener límites o fronteras claros y flexibles entre uno mismo y el ambiente.
  • La capacidad de generar lazos íntimos y satisfactorios en la relación.
  • La iniciativa y perseverancia para enfrentarse a desafíos y tareas difíciles.
  • El humor, que permite distanciarse de las cosas y reírse, especialmente de uno mismo.
  • La creatividad, entendida como la capacidad de generar orden a través del caos.
  • La capacidad de tomar decisiones y mantenerlas.

En los estudios que se han realizado en familiares de personas afectadas por TLP con esta escala se ha observado que las personas que tienen un peor pronóstico se asocian a familias con una baja capacidad resiliente, y las personas que evolucionan mejor se asocian a familias con mejor puntuación en resiliencia. Las variables que más influyen son la comunicación, la definición de decisiones, la independencia y el humor. Otros elementos que influyen son la esperanza y unas expectativas moderadamente positivas por parte de la familia.

Afrontar la experiencia dolorosa, ver alternativas, nuevas soluciones y poner en marcha nuevas estrategias en la convivencia diaria ayuda a forjar la resiliencia, que se da no a pesar, sino como consecuencia de la adversidad. La perseverancia, el coraje, la esperanza, el optimismo y el dominio activo, forman parte de las actitudes necesarias para hacer frente a los desafíos que las familias encuentran en la convivencia con miembros afectados por TLP y poner la energía en los objetivos posibles.

Por todo lo expuesto hasta aquí, parece claro que debemos incluir en los tratamientos la mejora de la resiliencia familiar para trabajar con familias y ayudar a éstas y a sus familiares afectados por TLP. Esto mejorará la eficacia de nuestras intervenciones.

La perseverancia, el coraje, la esperanza, el optimismo y el dominio activo, forman parte de las actitudes necesarias para hacer frente a los desafíos con miembros afectados por TLP

Para que lo anterior se dé se pueden contar con diferentes espacios de carácter psicoeducativo en el que los familiares puedan aprender y profundizar en este tipo de conocimientos. De igual forma espacios terapéuticos son recomendables para desarrollar estas habilidades y trabajar en conjunto en pro de las personas que sufren TLP en nuestras casas.

AMAI TLP

AMAI TLP

AMAI TLP, es la Asociación Madrileña de Ayuda e Investigación al Trastorno Límite de la Personalidad.