Skip to main content

Por: Henar Iniesta Murillo

En Japón existe un arte centenario denominado Kintsugi  o también llamado el arte de la resiliencia.

En la filosofía japonesa contrariamente a la filosofía occidental cuando algo se rompe o sufre heridas esto se celebra no tapando sus heridas sino adornándolas con oro .También el Kintsugi es el arte de las cicatrices de Oro .

Los orígenes del Kintsugi se remontan al siglo XV cuando un poderoso hombre japones mando a reparar sus mas preciados tazones de té a China.

El trabajo no cubrió las expectativas de este poderoso señor feudal japones . Este buscó por todo Japón a los mejores artesanos para que embellecieran con oro la reparación del tazón para que fueran piezas dignas de su status.

Así nació el concepto de Kintsugi  o arte de la resiliencia japonés.

El Kintsugi contempla nuestras heridas internas como dignas de reparación y como cicatrices que nos embellecen. Frente a una cultura occidental basada en el usar y tirar y el concepto de la persona “rota”.

A menudo se dice que las personas con trastorno límite de personalidad están rotas ante esta idea quizás sea más positivo aplicar la filosofía japonesa del Kintsugi y contemplar nuestras cicatrices como marcas de nuestro paso por el mundo ,dignas de ser embellecidas y mostradas con orgullo.

El Kintsugi consta de seis etapas:

  1. Romper: Con la metáfora del tazón de cerámica roto se propone dar una segunda oportunidad al tazón roto en vez de tirarlo

  2. Ensambla: Después de una crisis, hay que tomarse tiempo para reunir de nuevo las piezas y juntarlas .

  3. Espera: Esta fase hay que resumirla con “el tiempo todo lo cura” aunque también hay que actuar proactivamente.

  4. Repara: Una vez que las piezas están ensambladas y se unieron ahora hay que darle la laca a esas heridas para que se ensamblen de manera mas sólida .

  5. Revela: Seria la etapa en que damos polvo de oro a nuestras heridas.

  6. Sublima: La reparación ya está hecha por lo que esta época se centra en disfrutar del resultado.

Podemos aplicar este concepto de filosofía japonesa recordando que nuestras cicatrices también son de Oro.

AMAI TLP

AMAI TLP

AMAI TLP, es la Asociación Madrileña de Ayuda e Investigación al Trastorno Límite de la Personalidad.