Dopamina. ¿Cuál es su relación con la salud mental?

6 May, 2024

Hoy os mostramos un poco más sobre un neurotransmisor que se ha hecho famoso en redes y medios de comunicación. Se habla mucho de sus beneficios para la salud, pero no mucho de sus funciones o condiciones dentro del cuerpo: La Dopamina.

¿Por qué se ha hecho tan famosa?

La dopamina se ha etiquetado, como una de las hormonas de la felicidad, relacionándose su aumento como una forma de percibir mayor bienestar. Esta afección viene dada porque la dopamina, está íntimamente relacionada con los sistemas de recompensa y de motivación, que vemos tan importantes para la consecución de rutinas relacionadas con un mejor estilo de vida. Pero, no es este el único punto importante de la dopamina. 

Lo primero ¿la dopamina que es? ¿Como funciona?

Para conocer su funcionamiento primero definiremos que es un neurotransmisor, son sustancias químicas creadas por el cuerpo que transmiten información de una neurona a otra por medio de la sinapsis. En este caso es un mensajero químico del sistema nervioso central encargado de activar 5 tipos diferentes de receptores celulares, del D1 al D5. Cuando esto ocurre, hace que una neurona conecte con la otra haciéndola vibrar, cuando vibra es cuando percibimos placer, que estimula los circuitos de recompensa del cerebro, generando una sensación de calma y relajación. 

Durante la sinapsis entre neuronas, se liberan estas biomoléculas (neurotransmisores), con el cometido de transmitir información, en este caso, las neuronas dopaminérgicas llevan a cabo la liberación y producción de la dopamina. Este neurotransmisor tiene una participación importante en la regulación de nuestras conductas, ya que nos ayuda a perseguir nuestras metas o para defendernos en el caso de que fuese necesario.

¿Con qué se relaciona?

Está directamente relacionada con el sistema de recompensa (vía dopaminérgica mesolímbica), cuando sentimos la sensación de placer se hace más probable que repitamos esa conducta. Pasa con las más básicas, como el hambre, pero también con la aprendidas dentro de la socialización, pero podemos encontramos una dificultad dentro de las adicciones, porque en el ejemplo de las drogas, ya que una intensa estimulación, sobrevenida con la sensación de placer hace que aumente la posibilidad de repetir ese tipo de estimulación de carácter tan intenso. 

Por otro lado, tenemos las vías dopaminérgicas mesocortical que se dirigen en dirección al córtex prefrontal, el encargado de la toma de decisiones. La carencia de dopamina en estas vías, está relacionado con la depresión, ya que la persona puede sufrir cierto aplanamiento, pudiendo percibir de una forma tenue la estimulación exterior y produciendo desinterés o desmotivación.

Además, también es fundamental para la sexualidad, ya que está directamente relacionada con la sensación de placer y motivación, que entra en juego en los procesos de deseo y seducción. Otro punto importante a atender, es su función dentro de la regulación del sueño, ya que la dopamina es la encargada de inhibir la función de la norepinefrina, pudiendo así relajarse el cerebro para poder producir y liberar la melatonina (protagonista necesario para el sueño).  

Por último, dentro de este apartado, su déficit también esta relacionado con la memoria y la atención, por ello se la relaciona también con el TDAH. 

¿Cómo se relaciona con el TLP?

Se ha observado la posible relación de la dopamina en el trastorno de personalidad límite debido a la posible alteración de los receptores D2 y D4 de la dopamina (que predominan en la corteza prefrontal) pudiendo producir una mayor vulnerabilidad en el desarrollo del TLP.

Los niveles de dopamina pueden contribuir a algunos de los síntomas asociados con el TLP, como la impulsividad y la disfunción del sistema de recompensa. Algunos estudios han encontrado niveles alterados de dopamina y receptores de dopamina en individuos con TLP, una función dopaminérgica hiperactiva es una causa potencial de la hiperactividad de la amígdala, la cual induce falta de regulación emocional y reacciones negativas a situaciones sociales, pero no hay conclusiones definitivas. Estos   planteamientos del efecto de la dopamina en modelos humanos y animales, sugiere que ésta estaría implicada en el procesamiento de la emoción, cognición e impulsividad.

Además, como vimos al comienzo de este escrito, si que esta muy relacionado el sistema de recompensa y la dopamina con el consumo de tóxicos, jugando un papel importante en adicciones, condición presente en diversos cuadros clínicos de TLP.

Por ello, un apunte al que prestar atención en nuestro día a día cotidiano, cuando realizamos comportamientos que conllevan liberación constante de dopamina, como el uso excesivo del teléfono móvil, el cerebro puede volverse menos sensible a la dopamina. Esto puede conducir a una tolerancia, lo que se traducirá en una necesidad cada vez mayor de estímulos para experimentar el mismo nivel de placer o satisfacción. Como resultado, las personas pueden sentirse menos satisfechas con el uso del teléfono móvil y las redes sociales, pudiendo experimentar una disminución en su estado de ánimo general. 

Conclusión

Como conclusión, es importante recalcar el cuidado de nuestros niveles de exposición a fuentes constantes de dopamina pero también trabajar en actividades que fomenten los niveles adecuados, en el próximo artículo te cuento cuales son.     

Bibliografía

Acerca del autor

Miguel Ripoll

Miguel Ripoll

Psicólogo en AMAI TLP

Psicólogo general sanitario formado en el Test de Rorschach y test proyectivos; herramientas utilizadas para el psicodiagnóstico. Además posee una dilatada experiencia en Psicoterapia psicoanalítica.

Únete para recibir notificaciones sobre eventos y noticias