A nuestra serie “Conoce a…” le damos también la bienvenida a partir de hoy a algunos de los profesionales de AMAI-TLP.

El primero en “ponerse al banquillo” fui Luis León Bonet, de 29 años y Terapeuta individual y psicólogo en las entrevistas de acogida en AMAI.

¿Por qué decidiste dedicarte a la psicología?

Estudiaba ingeniería electrónica, pero tras tener contacto con una profesora de lenguaje -que además era psicóloga- me di cuenta tras una primera toma en la carrera de ingeniería que el germen de la psicología estaba ahí y ahora me considero un psicólogo vocacional.

¿Cómo llegaste a AMAI?

A través de una prácticas en medicina psicosomática.

¿Cómo psicólogo qué retos se te plantean diariamente en consulta?

En muchos casos combinar un aspecto íntimo, cercano y esperanzador con la necesidad de preparar a las personas a enfrentarse al espacio frío e impersonal de la sociedad.

¿Trabajas con algún tipo de trastorno además del TLP?

Ansiedad y trastornos psicosomáticos.

¿Has necesitado tú mismo ayuda terapéutica en algún caso?

El tiempo que pasas con los pacientes es muy largo ¿ logras evitar los lazos vinculares o dependientes que se producen entre terapeuta y paciente?

Trabajando con el encuadre. Tan importante es para la persona es que durante un ahora tiene mi atención y disponibilidad absoluta como que esa disponibilidad no solo no se puede dar fuera de este encuadre si no que es contraproducente porque se genera una falsa ilusión de que los vínculos son imperecederos.

¿A qué crees que se debe el aumento de personas que asisten a terapia?

A primera vista me asaltan dos principales causas. Una creo que es la normalización de las estructuras familiares atípicas y por otro lado una decadencia significativa de valores culturales, ritos de paso y grupos de referencia que permiten no solo la socialización, sino la construcción de la propia identidad.

¿Te has encontrado alguna vez con casos “imposibles”? ¿Cómo te sentiste? ¿Se resolvió?

Creo que es un signo de madurez que los psicólogos no nos veamos envueltos en el modelo médico que apoya el furor curandi y aceptemos nuestras limitaciones.

¿Algún mensaje que quieras dar a los afectados y a las familias?

Que no se pierda la luzConoce a profesionales trastorno limite de la personalidad tlp