El cine siempre ha servido como vehículo para transmitir ideas debido a su gran popularidad. Sólo hay que echar la vista atrás hacia las últimas semanas para darse cuenta la repercusión que tienen las películas. Por ello, la realización de films que traten sobre el Trastorno Límite de la Personalidad consigue que la población conozca y tome consciencia sobre este problema.

El cine ha servido para que mucha gente se dé cuenta que el TLP tiene tratamiento y que no se está solo con ese problema, hay más personas como él. En este artículo se trata de ver alguna de las películas que utilizan este trastorno durante el desarrollo de sus argumentos.

Un tranvía llamado deseo (Elia Kazan, 1951)

Ganadora  de cuatro premios Oscar, incluido a Vivien Leigh por su papel de Blanche, una mujer que sufre de Trastorno Límite de la Personalidad.

Blanche, que pertenece familia sureña sin recursos económicos, es una mujer madura y que vive con la mente en tiempos pasados. Los hechos actuales obligan Blanche a ir a vivir a Nueva Orleáns con su hermana Stella y el marido de esta, Stanley (Marlon Brando), un hombre rudo y violento, con una mentalidad machista. A pesar de su actitud remilgada y arrogante, la protagonista oculta un escabroso pasado que la ha conducido al Trastorno Límite de la Personalidad. Su inestable conducta provoca conflictos que alteran la vida de la joven pareja con la que ahora convive.

Atracción fatal (Adrian Lyne, 1987)

Hasta 6 nominaciones a los premios Oscar, esta película de Lyne fue el primer filme moderno que abordaba el tema del Trastorno Límite de la Personalidad.

Dan Gallagher (Michael Douglas), el protagonista, lleva una vida prácticamente perfecta: tiene una esposa maravillosa (Glenn Close), una hija adorable y su trabajo soñado. En una fiesta conoce a Alex, una atractiva y joven mujer que lo seduce. Para Dan se trata únicamente de una aventura ocasional. Alex, en cambio, cuando él le anuncia que su relación se ha terminado, reacciona con mucha violencia, ya que no acepta ser rechazada hasta convertir ese rechazo en una obsesión enfermiza y muy peligrosa para Dan y para ella misma debido a su Trastorno Límite de la Personalidad.

La guerra de los Rose (Danny DeVito, 1989)

El famoso actor Danny DeVito saltó a la dirección con esta historia sobre la desintegración de un matrimonio perfecto.

El matrimonio que dibuja DeVito (que también actúa) es tan modélico que resultan insultantes sus vidas tan cómodas como vacías, acompañados por una eficaz sirvienta alemana que completa el cuadro familiar encabezado por Michael Douglas. El matrimonio se termina cuando la esposa (Kathleen Turner) madre y ama de casa perfecta,cae en la cuenta de que desea algo más, sus impulsos de querer más y más y no ser constante en su matrimonio debido a su Trastorno Límite de la Personalidad. En esta película, el TLP está tratado desde un punto de vista de comedia, aunque también se habla de la peligrosidad de padecerlo.

Mujer blanca soltera busca… (Barbet Schroeder, 1992)

Esta película protagonizada por Bridget Fonda trata sobre uno de los Trastornos Límites de la Personalidad más destructivos, la dependencia de otra persona.

Tras echar a su novio infiel de casa, Alison Jones (Fonda), una ejecutiva de una gran empresa de Nueva York, pone un anuncio en el periódico, buscando a alguien para compartir piso, como puede pasar en casi cualquier lugar. Hedra Carlson, tímida y poco atractiva, pero muy inteligente, responde en seguida al anuncio. Al poco de empezar a vivir juntas, se crea una relación especial entre ellas y se hacen inseparables, las mejores amigas del mundo. Sin embargo, la dependencia de Hedra respecto a Alison va convirtiéndose en algo enfermizo; así, cuando ésta se reconcilia con su novio, unos celos patológicos se apoderan de Hedra, y empieza a ejercer sobre ellos un terrible acoso.

Inocencia interrumpida (James Mangold, 1999)

Película que hizo saltar a la fama a Angelina Jolie, por la cual se llevó el Oscar a la mejor actriz secundaria por desempeñar el papel de una chica con Trastorno Límite de la Personalidad.

Ambientada en el año 1967. Susanna Kaysen (Wnona Ryder), como la mayoría de las chicas de su edad, se siente confusa, insegura y lucha por entender el mundo que la rodea. Tras diagnosticarle un Trastorno Límite de la Personalidad, su psiquiatra decide ingresarla en el Hospital Claymoore, un psiquiátrico para chicas jóvenes. Allí, Susanna conoce a Lisa (Angelina Jolie), Georgina, Polly y Janet, un grupo de chicas inadaptadas con el mismo trastorno que ella y con las que entabla una estrecha amistad y que, además, le muestran el camino para encontrarse a sí misma.

Lo que la verdad esconde (Robert Zemeckis, 2000)

Después de rodar Forest Gump, Zemeckis decidió realizar una película sobre el Trastorno Límite de la Personalidad a través de sucesos paranormales.

Norman y Claire (Michelle Pfeifer y Harrison Ford) son un matrimonio normal: él es profesor de genética en la universidad local y ella ama de casa. El vacío que siente Claire al marcharse su hija a la universidad se convierte en un asunto secundario cuando en la casa empiezan a ocurrir cosas extrañas e inexplicables: objetos que caen, puertas que se abren solas, radios que se encienden sin que nadie las toque, etc, hasta llegar al punto de convertirse en una obsesión que le lleva hasta el trastorno.

Monster (Patty Jenkns, 2003)

Basada en hechos reales, Monster es una película sobre Aileen Wuornos, una prostituta ejecutada en 2002 en Florida y por la cual, Charlize Theron se llevó el Oscar por hacer de ella.

Debido a los acontecimientos y a su Trastorno Límite de la Personalidad, Wuornos se encuentra al borde de la desesperación y del suicidio; sin embargo, conoce un día en un bar a Selby Wall (Christina Ricci), una joven lesbiana, que ha sido enviada por sus padres a vivir con su tía para «curar su homosexualidad». Wuornos, víctima de una trágica infancia llena de abusos, rápidamente se enamora de Selby, que tambén es una inadaptada. Desde ese momento comienzan una serie de asesinatos debido a sus impulsos.

Diario de un escándalo (Richard Eyre, 2006)

Nominada con hasta 4 premios Oscar, Diario de un escándalo trata el Trastorno Límite de la Personalidad desde el punto de vista de la posesión enfermiza.

Bárbara (Judi Dench) es una despótica y solitaria profesora que tiene el TLP que da clase en un instituto de secundaria de Londres. Vive ella sola con su gata, no tiene amigos, pero toda su vida va a cambiar cuando conoce a Sheba Hart (Cate Blanchett), la nueva y atractiva profesora de arte de la escuela. Barbara ve en ella al alma gemela y a la leal amiga que siempre ha estado buscando. Pero, cuando descubre que Sheba mantiene una tórrida relación con uno de sus jóvenes alumnos (Andrew Simpson), la incipiente amistad da un ominoso giro, pues Bárbara amenaza de una manera patológica y enfermiza con contárselo todo al marido de Sheba (Bill Nighy) y al mundo entero.

Cracks (Jordan Scott, 2009)

Cinta que cooprotagoniza la española María Valverde junto a Eva Green en una historia sobre el Trastorno Límite de la Personalidad.

En un elitista colegio británico para señoritas, la profesora Miss G. (Eva Green) se enamora de Fiamma (María Valverde), una nueva alumna bella, solitaria e inquietante. La atención que despierta la joven y la obsesión que le provoca a la profesora, hará que la envidia de otras estudiantes se convierta en algo muy peligroso para todas.

 

 

AMAI TLP

AMAI TLP

AMAI TLP, es la Asociación Madrileña de Ayuda e Investigación al Trastorno Límite de la Personalidad.