H ay herramientas y procesos que nos permiten la introspección, tomar conciencia de nosotros mismos y ayudarnos a auto-gestionar ciertos procesos, pero ¿es posible la Autoterapia en Trastorno Límite de la Personalidad?

En tiempos en los que casi cualquier persona puede acceder a un dispositivo con Internet,  consultar una infinidad de información es posible; ya hubieran querido en Alejandría poder reunir tanta información y conocimiento en un mismo lugar. Sin embargo, no es un secreto que cualquier persona puede circular información y que no siempre es muy confiable o puede que incluso lo que se comparte, no se corresponda con la realidad.

Si tienes Trastorno Límite de la Personalidad o conoces a alguien que lo tenga y tienes acceso a Internet es probable que tú mismo hayas llevado un proceso similar: buscar en Google -por ejemplo- qué es el TLP y cómo tratarlo. Si todavía no lo has encontrado, te adelantamos que el tratamiento del TLP es tan complejo como la enfermedad y que en los últimos años los adelantos que se han dado han sido bastantes; sin embargo, siguen siendo escasos los especialistas en diferentes lugares de España y de América Latina.

La falta de especialistas supone un desafío no solo para las personas que tienen esta enfermedad y para sus familias, sino muchas veces para los centros especializados que brindan atención terapéutica para personas con TLP en cuanto pueden llegar a verse desbordados por diferentes causas y no poder atender a todas las personas que les necesitan.

Bien sea por cercanía geográfica, falta de recursos económicos o cualquier otro motivo, en medio de la desesperación hay personas que han optado por lo que algunos llaman Autoterapia. Lo primero que hemos de decir sobre la Autoterapia es que al menos en los programas académicos que hay en España no es un área del conocimiento que se estudie, ni una técnica reconocida y que al haberle preguntado a varios expertos sobre este término nos han dicho que sencillamente no existe tal.

La falta de especialistas supone un desafío no solo para las personas que tienen esta enfermedad y para sus familias, sino muchas veces para los centros especializados que brindan atención terapéutica para personas con TLP Clic para tuitear

¿Entonces qué es eso de la Autoterapia en el Trastorno Límite de la Personalidad? Bueno al parecer y según algunos artículos da la sensación de que se está confundiendo la Autoterapia con procesos de toma de conciencia, introspección y auto-gestión. Es cierto que cualquier persona podría encontrar recursos confiables de introspección, pero esto no es en sí un proceso terapéutico.

Muchos de estos procesos de autoconocimiento vienen de la corriente dialéctica conductual que hemos de decir se usa bastante en los tratamientos del TLP. La diferencia es que cuando un profesional hace uso de estos procesos o recursos, lo hace enmarcado en un proceso que va dirigido a mejorar la vida de una persona que en algunos casos necesita tratar una enfermedad mental, específicamente en este caso el TLP.

Da la sensación de que se está confundiendo la Autoterapia con procesos de toma de conciencia, introspección y auto-gestión. Es cierto que cualquier persona podría encontrar recursos confiables de introspección, pero esto no es en sí un… Clic para tuitear

Como bien recuerda la psicóloga Isabelle Fischer, “el autoanálisis es factible en individuos sin problemas patológicos. Algunas personas con depresión son capaces de animarse por sí solas sin necesidad de terapia, planeando, por ejemplo, vacaciones o salidas con amigos, lo que les sirve de refugio. Por el contrario, el autoanálisis no es realista, por ejemplo, en personas con trastorno bipolar, ya que es una enfermedad que requiere terapia y medicación. En definitiva, en casos patológicos, es necesaria la intervención de otra persona”.

Poner en un mismo nivel procesos de auto-análisis o introspección con un tratamiento terapéutico puede ser un tanto arriesgado en cuanto a que no es lo mismo llevarlos a cabo por una motivación personal o para tratar, por ejemplo, episodios de depresión, que para hacerlo para tratar un Trastorno Límite de la Personalidad. Es más, no se debería emplear el término de Autoterapia en el Trastorno Límite de la Personalidad.

¿Por qué es necesario un profesional si se pueden llevar a cabo procesos individuales? “En una terapia, el individuo establece una relación con otra persona que le permite dar un paso al lado, de forma que, después de comprender un elemento, pueda decidir si dar un giro a su vida”, explica Fischer. En ocasiones, un amigo representa un confidente y un excelente compañero que puede guiarnos para abrirnos y auto-analizarnos con él. Sin embargo, Fischer es enfática en decir que “un amigo no es un profesional”. En cambio, un psicólogo tenderá a prodigar menos consejos y nos ayudará a abrirnos más.

El encuentro humano presencial u online a través de los vínculos emocionales en entornos estructurados y reparados como lo es el espacio terapéutico, posibilita a su vez el encuentro de la persona consigo misma en un espacio interior donde comienza a ser posible el autoconocimiento y por tanto la comprensión de la propia patología.

Así pues, podemos llevar procesos de toma de conciencia por nuestra cuenta, pero si se trata de mejorar por padecer de alguna enfermedad, debes tener la compañía de un profesional. En el caso específico del TLP, si por el motivo que fuese no puedes acceder a un especialista en TLP, puedes intentar primero acceder a un profesional que te guíe y dé consejos adecuados en ese proceso de autoanálisis.

“El encuentro humano presencial u online a través de los vínculos emocionales en entornos estructurados y reparados como lo es el espacio terapéutico, posibilita a su vez el auto-conocimiento y por tanto la comprensión de la propia… Clic para tuitear

Y recuerda, conocerte a ti mismo es importante y es posible hacerlo de manera individual, pero jamás reemplazará a una terapia ni te dará las pautas que necesitas para aprender a vivir con una enfermedad mental.