Skip to main content

Los ingresos psiquiátricos involuntarios suponen una vulneración de los Derechos Humanos y un ataque directo a la dignidad de las personas con problemas de salud mental. 

10 cosas que se deben saber ante un ingreso involuntario: 

 

  1. Un ingreso involuntario no es lo mismo que una incapacitación. El ingreso involuntario consiste en ingresar a una persona en un centro psiquiátrico  sin su consentimiento, mientras que la incapacitación es un procedimiento  judicial por el que se priva a la persona de su capacidad de obrar. 
  2. El ingreso involuntario es una medida que depende del criterio médico y  requiere siempre una autorización judicial, también si la persona está  sometida a patria potestad o tutela. 
  3. La autorización judicial será previa al ingreso involuntario excepto en  casos de ingresos de urgencia, donde el responsable del ingreso en el  centro médico tendrá 24 horas para informar al juzgado. 
  4. El juzgado tiene un plazo de 72 horas para ratificar o no el ingreso  involuntario desde que este llega a conocimiento del tribunal.
  5. El juzgado realizará un examen personal con dictamen del médico  forense. 
  6. Tienes derecho a contar con un abogado y procurador de tu confianza o  a pedirle al juez que te designe un abogado del Turno de Oficio para la  vista del ingreso involuntario. 
  7. Se deberá respetar el derecho a la práctica de pruebas, el derecho a  informar al paciente de su ingreso y el derecho a conocer los motivos del  ingreso en términos comprensibles. 
  8. El auto que ratifique el ingreso ha de ser motivado y notificado siempre al  interesado. 
  9. El auto se puede recurrir en apelación ante la Audiencia Provincial en un plazo de hasta 20 días hábiles. 
  10. Si se incumplieran cualquiera de los puntos anteriores el ingreso sería NULO de pleno.

ingreso involuntario

One Comment

  • Cristina dice:

    Gracias por la información.
    La duda es, ¿Por qué no se hace esto?
    Porque no se está haciendo…