Por: David Henche

Hace un tiempo en la fundación y desde el taller prelaboral se están buscando soluciones para la reinserción laboral de los usuarios, pero está siendo una tarea más difícil de lo esperado. El mundo laboral, arrastrado por una sociedad cada vez más demandante del Low cost lo complica muchísimo y a nuestro trabajo artesanal además hay que sumarle el handicap del tiempo de finalización del producto.La última visita que los miembros del taller prelaboral tuvimos, fue a las instalaciones de Alcesa, en Rivas Vaciamadrid, empresa dedicada al servicio de catering para centros escolares y de la que es colaborador Juan Cueto, miembro de la junta directiva de AMAI-TLP.

Antes de partir hacia Rivas a algunos se les pasaba la cabeza la idea de incorporarse al mundo laboral, percibían una oportunidad de futuro que no les desagradaba. Una vez allí nos dieron una vuelta por el centro y nos explicaron su funcionamiento.  Pudimos conocer las fases por las que pasan las materias primas desde que llegan a la fábrica hasta que se carga el producto final en los camiones y parte hacia los colegios.

insercion laboral trastorno limite de la personalidad amaitlp

Pero al terminar la visita la idealización de ese contrato se había descartado por parte de unos cuantos. Había sido como darse contra un muro yendo a cien por hora. El sentimiento de frustración se había extendido al sentir la incapacidad de afrontar un trabajo tras una larga conversación con Juan. Todos sabemos que la vida y el trabajo son difíciles, que hay que luchar, que el secreto está en el control de las emociones y que en muchos casos se llega a la estabilidad pero ¿qué pasa cuando hay una carrera de vida detrás que te golpea de vez en cuando?

Puedo decir sin equivocarme que esta ha sido la salida más difícil a la que nos hemos tenido que enfrentar todos los miembros del taller. Aun así vamos a continuar trabajando con intención de que el paisaje que veamos al otro lado de las ventanillas de nuestro coche no sea intimidatorio y que las futuras oportunidades laborales que nos vayamos a encontrar sean enriquecedoras.