Skip to main content

¿Qué significa el Término PAS?

El término Personas Altamente Sensibles (PAS) se refiere a un rasgo de personalidad, que tiene un origen genético y se estima que entre un 15 y un 20 % de la población general presenta este rasgo.  Los PAS procesan la información que reciben de una manera intensa y profunda, son muy reflexivos y pueden sentirse saturados o bloqueados ante los estímulos del entorno o sus propios pensamientos y/o emociones internas.

 

¿Qué supone ser PAS?

Como consecuencia de su especial estilo de afrontamiento, las personas altamente sensibles se sienten estresadas si tienen muchas tareas pendientes, los ambientes ruidosos les resultan caóticos, se ahogan cuando se sienten observados o bajo presión, se sienten profundamente conmovidas por las artes, reconocen el malestar de los demás, necesitan parar cuando se sienten abrumadas, se sienten incómodas ante ruidos fuertes, evitan los estímulos violentos, tienen una vida interior rica y compleja.

Los PAS tienen una mayor predisposición a desarrollar depresión, estrés o problemas de insomnio en etapa adulta. Pero eso solo se ha demostrado cuando el entorno de crianza fue negativo. Es decir, no todos los PAS tienen la misma predisposición. Dependerá de las vivencias y experiencias de la infancia. Este rasgo de alta sensibilidad puede solaparse en gran medida con algunos trastornos y uno de ellos es el Trastorno Limite de la Personalidad (TLP)

 

¿En qué se caracteriza un Trastorno Límite de la Personalidad?

El TLP se caracteriza por la inestabilidad en el estado de ánimo, en las conductas y en las relaciones interpersonales. Las personas afectadas por este trastorno tienden a mostrar dificultades en regular sus emociones y pensamientos, conductas impulsivas e imprudentes, que pueden incluir autolesiones e intentos de suicidio, con dificultades en mantener comportamientos estables y dirigidos hacia metas vitales y establecen relaciones inestables con los demás.

 

¿Cuál es la relación entre una persona que padece TLP o un PAS?

Algunas personas con Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) pueden tener alta sensibilidad y, aunque no todos los PAS son TLP, en ocasiones estas dos situaciones pueden aparecer juntas, a pesar de existir ciertas similitudes y reconocer que muchas personas con TLP son PAS existen diferencias que nos pueden ayudar a diferenciarlas.

Ambos son sensibles, pero en el caso de TLP le siguen una serie de síntomas que no aparecen en un PAS. Uno de ellos es la inestabilidad en las relaciones, rabia desproporcionada, miedo a la soledad, amenazas e incluso autolesiones y aun cuando ambos puedan sentirse rechazado, hay una diferencia, los PAS no se caracterizan por la inestabilidad emocional sino por la sobrecarga o saturación a la hora de procesar los estímulos del ambiente. Y por último cabe destacar que los ataques de rabia no son comunes en los PAS, aunque pueden producirse en muy raras ocasiones como consecuencia de situaciones de sobreestimulación.

 

Referencias bibliográficas:

  • Asociación Americana de Psiquiatría. (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (5ª ed.). Arlington, VA. American Psychiatric Publishing.
  • Aron, Elaine. (2006) El Don de la Sensibilidad. Las Personas Altamente Sensibles. Barcelona. Ed. Obelisco.

 

Hacer un comentario