Skip to main content

Los antidepresivos son un grupo de fármacos indicados para el tratamiento de la depresión. También se suelen usar para otras patologías del espectro de los trastornos de ansiedad como el trastorno de pánico, el trastorno obsesivo compulsivo o el trastorno por estrés postraumático. 

¿Cómo actúan?

La mayoría de los fármacos antidepresivos desarrollan su acción mediante la inhibición de recaptación de monoaminas que permiten una mayor actividad de los  canales de neurotransmisión serotoninérgicos y noradrenérgicos. Existe alguna evidencia de que la actividad serotoninérgica podría estar asociada con conductas agresivas e impulsividad así como con un bajo estado de ánimo. Por ello, se ha sugerido que los antidepresivos serotoninérgicos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRSs) y la amitriptilina, podrían mejorar la agresividad y  la impulsividad. 

En los pacientes diagnosticados de TLP, es frecuente que presenten sintomatología depresiva y trastornos conductuales como comportamientos agresivos e impulsivos. Por lo tanto, los antidepresivos podrían ser una opción terapéutica que incidiera sobre la sintomatología depresiva y las conductas impulsivas y agresivas en pacientes con TLP. 

 

Los antidepresivos para los que se ha encontrado evidencia científica teniendo en cuenta el grupo al que pertenecen son: 

  • Antidepresivos tricíclicos (ATC): Amitríptilina. 
  • ISRS: Fluvoxamina, Fluoxetina. 
  • Inhibidores de la monoaminoxidasa (IMAO): Fenelzina. 

 

Amitriptilina 

La amitriptilina es un antidepresivo tricíclico con indicación para trastorno depresivo. Así como para la enuresis nocturna en niños, el dolor neuropático y la profilaxis de la migraña. 

Hay que señalar que el perfil de efectos secundarios anticolinérgicos de la amitriptilina hace difícil su tolerabilidad para algunos pacientes. Asimismo, la importante toxicidad en caso de sobredosificación de este producto y el alto riesgo de sobredosis en los pacientes con TLP, plantea la escasa utilidad de este fármaco para estos pacientes.

 

Fluvoxamina 

La flovoxamina es un ISRS con indicación terapéutica para la enfermedad depresiva y el trastorno obsesivo compulsivo. Además de las prevenciones propias de los ISRS (Inhibidores selectivos recaptación de serotonina) se recomienda extremar las precauciones en su uso concomitante con la teofilina o la aminofilina. 

 

Fluoxetina 

La fluoxetina es un fármaco inhibidor de la recaptación de serotonina indicado para el tratamiento del trastorno depresivo mayor, la bulimia nerviosa y el trastorno obsesivo compulsivo. 

 

Fenelzina 

La fenelzina es un fármaco IMAO (Inhibición monoaminooxidasa) indicado para el tratamiento de la enfermedad depresiva. Hay que tener en cuenta el riesgo de efectos adversos de los IMAOs. Así como, la interacción con algunos alimentos como: queso azul, pescado azul, vino, nueces, alimentos fermentados, chucrut, kimchi, caviar, tofu, escabeches, salsa de soja, miso, guisantes, habas o salsa teriyaki. 

 

Comentario general sobre los fármacos antidepresivos 

Existen seis ensayos controlados de antidepresivos frente a placebo en personas con TLP, en cada uno de ellos se analiza una clase de antidepresivo (ATC, ISRS, IMAO).  Se observó cierta eficacia en la reducción de síntomas individuales afectivos, en particular síntomas depresivos. Hubo un ensayo en el que se comparó la fluocetina con la olanzapina en monoterapia y con una combinación de fluoxetina más olanzapina. No se encontró evidencia de que el antidepresivo fuera más eficaz que el antipsicótico ni que el tratamiento en combinación. La evidencia disponible es insuficiente para recomendar los antidepresivos, no es posible determinar si los efectos se deben al tratamiento del trastorno depresivo concomitante. Analizar los efectos de los fármacos de esta forma, en función del diagnóstico, puede no ser seguro. 

Si consideramos los estudios que comparan los efectos de los distintos grupos de antidepresivos frente al uso de placebo, encontramos cierta eficacia de los mismos en el tratamiento de síntomas individuales, especialmente los depresivos.  

 

Evidencias

  • No se dispone de suficiente evidencia para recomendar el uso de antidepresivos en el  tratamiento de los síntomas de inestabilidad emocional del paciente con TLP.
  • No hay evidencia para recomendar el uso de fármacos antidepresivos en el  tratamiento de inestabilidad de las relaciones interpersonales. 
  • Muy escasa evidencia para recomendar el uso de fármacos antidepresivos  en el tratamiento de los síntomas de conductas autolíticas de las personas con TLP. 
    • La evidencia científica sobre la eficacia de los antidepresivos en el tratamiento de  los síntomas de conductas autolíticas en las personas que sufren TLP se sustenta en un único artículo, con un tamaño muestral de tan sólo 25 pacientes, en el que se observa  que la combinación de fluoxetina y TDC (Terapia dialéctico conductual) no es superior a la combinación de placebo y TDC en el control de las conductas autolíticas. 
  • No hay suficiente evidencia para recomendar el uso de antidepresivos para el tratamiento del funcionamiento global de los pacientes con TLP.
    • La evidencia científica sobre la eficacia de los antidepresivos en el  funcionamiento global de las personas que sufren TLP se respalda en cinco estudios. La  mayoría de estos muestran resultados consistentes y no destacan que los  antidepresivos sean superiores a otro agente farmacológico o psicoterapéutico en la  mejora del funcionamiento global de los pacientes con TLP. Sin embargo, en uno de los  estudios, con una muestra de tan solo 27 pacientes, se destaca la superioridad de la  fluoxetina frente al placebo y en otro, con una muestra de 72 pacientes, sobre el  haloperidol. Cabe señalar que en este último estudio la fenelzina, sin embargo, no se muestra superior al placebo.