Síntomas del Trastorno Límite de la Personalidad

Los Síntomas del Trastorno Límite de la Personalidad pueden ser entre otros de inseguridad, impulsividad y dificultades en las relaciones sociales.

Las personas con Trastorno Límite de la Personalidad pueden sufrir en su comportamiento de aislamiento social, autodestructivo, compulsivo, y riesgoso además de una falta de inmovilización, hostilidad, impulsividad o irritabilidad. En su estado de ánimo se encuentran síntomas de altibajos emocionales, ansiedad, culpa, descontento general, enfado, soledad o tristeza. Los síntomas psicológicos se caracterizan por depresión, imagen negativa de sí mismo, megalomanía o narcisismo.


Texto revisado por el Equipo de Psicólogos de AMAI – TLP
  • El miedo al abandono

Las personas con TLP a veces pueden sentir intensa ansiedad, el miedo o la ira ante la idea de quedarse solos o abandonados, incluso cuando no hay motivo real para ello.

  • Identidad incierta

Las personas con TLP pueden tener cambios bruscos sobre sus carreras, valores y tipos de amigos que tienen. Pueden llevar a cabo una serie de cambios de vida muy extremos, sin un sentido claro de quiénes son o hacía dónde dirigen su vida.

  • Todo o nada

Una persona con TLP suele ver las relaciones de una manera del todo o nada, donde ven a la otra persona, ya sea como “perfecta” o “mala”. Pueden tener una relación en la que se comparta mucho tiempo con la otra persona e incluso compartir gran cantidad de detalles íntimos, para más tarde encaminar la relación hacía el odio y la sensación de que la otra persona no le importa lo suficiente.

  • Impulsividad

Las personas con TLP pueden comportarse de manera impulsiva como una manera de aliviar su angustia. Algunos ejemplos de comportamiento impulsivo son la conducción temeraria, juegos de azar, el gasto imprudente, atracones de comida y el abuso de drogas y alcohol, entre otros.

  • Conducta suicida y autolesiones

Las personas con TLP se pueden dañar, de forma deliberada, físicamente como una forma de distracción o con el objetivo de conseguir un alivio a su angustia emocional. Los pensamientos de suicidio también son comunes en las personas que viven con el TLP, debido a los intensos estados emocionales que experimentan.

  • Ira

La ira es una emoción humana normal, pero a menudo se siente inusualmente fuerte por las personas con TLP, especialmente en las relaciones. Pueden luchar para hacer frente a su ira, que se puede expresar como un comportamiento agresivo o destructivo. No todas las personas con TLP son agresivas, pero el comportamiento asociado a la ira sin control puede causar problemas para la persona con TLP, sus familiares y sus amigos.

Seguir informándote

Déjate Ayudar

Un Equipo de Profesionales en Trastorno Límite de la Personalidad a tu Disposición
Luís León

Luís León

Psicólogo Experto en AMAI - TLP

Pablo Cubillo

Pablo Cubillo

Psicólogo Experto en AMAI - TLP