Desde AMAI se realizó una salida con la función de servir de puente entre los espacios terapéuticos y el desarrollo de actividades de ocio.Debido al alto grado de aislamiento que sufren las personas con TLP, estas actividades son terapéuticas en sí mismas, no solo por la interacción con los profesionales, sino también con los voluntarios y entre los propios afectados.
Las salidas de ocio tienen funciones terapéuticas porque permiten a los afectados encontrarse y relacionarse desde un marco distinto a sus dos marcos fundamentales: la familia y los profesionales de la salud.

La actividad comenzó a las 17:00hr y tuvo una duración de dos horas, tras las cuales nos sorprendió el entusiasmo con el que el voluntario preguntó y se interesó tanto por los afectados como de la labor que realizamos desde AMAI-TLP En la actividad participaron cinco afectados, un psicólogo y un voluntario.

Voluntarios trastorno limite amitlp fundacion caixa

Dentro de los objetivos propios de los voluntarios que desde AMAI se valoraron son:
– La normalización del trato hacia las personas afectadas de TLP, lejos del estigma.
– La implicación e intento por comprender el trastorno mas allá de los síntomas,e interesarse por la historia vital de los afectados.
– La realización de la actividad planteada, así como la interacción cordial y cercana con los afectados.
– Generar concienciación sobre la limitación del colectivo y sus dificultades a la hora de relacionarse y gestionar su ocio.