• ¿Qué es el trastorno mental?

Un trastorno mental es un síndrome caracterizado por una alteración clínicamente significativa del estado mental, la regulación emocional o el comportamiento y que refleja una disfunción en los procesos psicológicos, biológicos o del desarrollo. 

Habitualmente los trastornos mentales van asociados a un malestar o estrés significativo o a discapacidad, ya sea social, laboral o de otras actividades importantes. 

El diagnóstico del trastorno mental debe tener una utilidad clínica: debe ser útil para que el médico determine el pronóstico, los planes de tratamiento y los posibles resultados terapéuticos en sus pacientes.

Los trastornos mentales se definen en relación a las normas y valores culturales sociales y familiares. La cultura proporciona marcos interpretativos que dan forma a la experiencia y expresión de los síntomas, signos y comportamientos que constituyen criterios para el diagnóstico. La evaluación diagnóstica debe por tanto considerar si las experiencias los síntomas y los comportamientos del individuo difieren de las normas socioculturales y crean problemas de adaptación en las culturas de origen y en determinados contextos sociales o familiares. 

Una respuesta predecible o culturalmente aceptable ante un estrés usual o una pérdida, tal como el dolor ante la muerte de un ser querido, no constituye un trastorno mental. Los comportamientos socialmente anómalos y los conflictos existentes principalmente entre el individuo y la sociedad no son trastornos mentales, salvo que la anomalía o el conflicto se deba a una disfunción del individuo como las descritas anteriormente y esto le suponga un malestar clínicamente significativo. 

Solicita tu primera entrevista

Si estás interesado en comenzar una terapia con nosotros puedes pedir tu primera cita gratuita online o presencial en la que te informaremos de todos los cursos y terapias con los que contamos