• ¿Qué es la suspicacia?

 

Inclinación al recelo y la sospecha. Expectativas negativas e hipervigilancia hacia las intenciones interpersonales, pudiendo ser percibidas como un perjuicio, dudas sobre la lealtad y la fidelidad de los demás, sentimientos de ser maltratado utilizado y/o por los demás. La suspicacia es una faceta del dominio de desapego. 

La suspicacia puede describirse como aquella conducta en la cual prima una inclinación hacia el recelo y la sospecha y que cualquier ser humano puede observar, ya sea momentáneamente y ante una determinada situación que lo amerita y lo impulsa, o bien porque esta forma parte de su actitud en y hacia la vida.

Generalmente, la persona suspicaz suele ver siempre la maldad o la mala intención en los actos y las palabras del resto de la gente que lo rodea, aunque claro, estos no la tengan.

La suspicacia es algo muy frecuente en personas con TLP, lo cual está relacionado con la hipersensibilidad, y esto hace que se sientan observados y perseguidos constantemente. Estos patrones de conducta suelen ser inflexibles y deben ser persistentes a lo largo de varios años para que se dé un mejor diagnóstico.

Solicita tu primera entrevista

Si estás interesado en comenzar una terapia con nosotros puedes pedir tu primera cita gratuita online o presencial en la que te informaremos de todos los cursos y terapias con los que contamos