Por: Elena Guerrero*

Si nos remitimos a los datos, un 55% de los ingresos en hospital psiquiátrico requieren contención mecánica. No es un tema con un desacuerdo muy diferente al ingreso involuntario. Evidentemente requiere involuntariedad y supone un sufrimiento para el afectado, para los familiares y para los profesionales que se ven abocados a ejecutarla.No es una decisión fácil y la realidad es que, aunque es necesaria (los datos lo dicen) en muchos casos, las vivencias de los que la padecen son diversas y totalmente dramáticas.

Sobre ello habló en la ponencia “Contexto histórico y situación actual de la Contención Mecánica”, la Dra. Marina Díaz Marsa, psiquiatra del Hospital Clínico San Carlos y presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de Madrid entre muchas cosas, pero, sobre todo, una persona que conoce en primera persona el porqué, para qué y el sentido de tomar una decisión de esta índole.

La Contención Mecánica es un método no solo utilizado en la Salud Mental, sino en distintas enfermedades. Continuamos con los datos: 10% en urgencias; de 11 a 50% de lesiones craneoencefálicos; 67% de paciente con síndrome confusional agudo de etiología orgánica; 93% en Demencia y un 71% en pacientes de la UCI. Así como en área de pediatría.

Contencion mecanica amai tlp

En las enfermedades mentales se da una alta frecuencia en enfermedades psicóticas como Esquizofrenia o Trastorno Esquizoafectivo en episodios de brote psicótico; Depresión Agitada, Trastorno Delirante y Trastornos de Personalidad histriónico y límite.

Pero, ¿qué es realmente la Contención Mecánica? Según las palabras de la doctora Marsa, “el producto de un sufrimiento donde priman el miedo y la angustia”.

El criterio para poner en marcha el dispositivo es la agitación psicomotriz, esto es, el aumento de la actividad motora y siempre dentro de un contexto y tono emocional intenso y como se ha dicho anteriormente, no son propias de ningún trastorno específico, pero implican conductas hetereo y auto agresivas con un nivel de agresividad que pone en riesgo la vida del paciente y de quienes están en su entorno. Cabe decir que dicha violencia no es un acto intencional, no está dentro del dominio del paciente.

Las agitaciones psicomotrices aparecen dentro de un continuo dónde va subiendo de intensidad. Puede comenzar por síntomas de ansiedad, falta de tolerancia a la frustración y agresividad verbal y puede terminar en conductas explosivas, tempestad de movimientos, violencia y conductas impredecibles.

El abordaje terapéutico comienza por un intento de contención verbal; mediante la medicación y en último caso una sujeción. Pero lo importante en este último caso es que “no se trata de un castigo, “sino de una forma de protección al paciente y sus familiares, así como la prevención del suicidio y fugas que debe ser trasmitida desde la calma y no confrontación si provocar al paciente mecanismos defensivos. El paciente siempre debe ser informado, así como sus familiares.

Pero qué pasa con los aspectos éticos:

Debe ser indicado siempre por un médico.

Debe estar bien hecho

Ser un medio y no un fin.

No debe ser una indicación rutinaria o una conveniencia del personal.

José A. Castañedo, afectado de Esquizofrenia, habló de su experiencia: “para mí fue una experiencia positiva, es una seguridad frente a la autonomía.

Marta Blanco, afectada de Trastorno Límite de Personalidad, nos cuenta del avance que se ha dado en los últimos años en el método o forma en que la aplican y qué razón tiene cuando dice que “no creo que cualquier profesional sanitario, puedan realizar una contención mecánica. Deben ser profesionales, no solo con una formación específica si no con una particularidad empática. Comprender que estamos pidiendo ayuda y que vamos muy asustados”.

Distintas experiencias expuestas en el auditorio dan a entender que esto parece más que una cuestión de aplicar una técnica es un conglomerado de experiencias, la mayoría dramáticas, no tanto por el fondo sino por la forma en que algunos ponen en marcha dicho dispositivo, no tanto por la indicación del médico sino por las personas que directamente sujetan al paciente y parece que lo abandonan en tierra de nadie sin estar atentos a las necesidades mientras el paciente está sujeto.

Contencion mecanica amai tlp

¿Entonces, la psiquiatría vulnera realmente los derechos de las personas? Realmente tiene el paciente que vivir una manera de salvar su vida cómo una agresión e incluso como un maltrato?. . o cómo siempre, echamos mano de la falta de recursos del sistema.

Una espiral que no llega a ninguna parte y en dónde profesionales, pacientes y sus familiares tiene sus verdades, sus propias experiencias y que, por encima de todo, detrás de cualquier profesión, decisión y acción está la persona que puede tener ante el sufrimiento de una Contención Mecánica un actitud delicada o agresora.

En cualquier caso, no deja de ser un tema que seguirá siendo controvertido, lleno de matices y de cosas que mejorar y por ello se crean estos coloquios dónde todos tenemos la palabra.

*Es Coordinadora de Equipo en AMAI-TLP

AMAI TLP

AMAI TLP

AMAI TLP, es la Asociación Madrileña de Ayuda e Investigación al Trastorno Límite de la Personalidad.